Interceptado un falso socorrista sin título ni papeles en un hotel de Cala Bona

372.jpg

Agentes de la Guardia Civil interceptaron a un falso socorrista sin título homologado ni papeles al frente de la vigilancia de la piscina de un complejo hotelero en Cala Bona.

Los hechos se produjeron hace unos días en la terraza de un conocido hotel de Cala Millor, ubicado en la ronda des Prat. Los investigadores de la Benemérita tuvieron constancia de que había un joven usurpando funciones de socorrista y que estaba al frente de la seguridad de centenares de bañistas. Una patrulla uniformada del instituto armado se personó en las instalaciones hoteleras y tras solicitar autorización al personal de recepción accedieron a la zona de la terraza y piscina. Una vez que el falso socorrista detectó la presencia de los guardias civiles (uniformados), soltó su mochila y en chanclas se dio a la fuga saltando por encima de las hamacas y sorteando a las decenas de turistas que estaban tomando el sol y que no daban crédito a lo que estaba sucediendo. Los agentes iniciaron la persecución, pero no tardaron mucho en darse cuenta de que el impostor durante su fuga había lanzado su mochila con su pasaporte dentro.

En cuestión de segundos, los guardias ya tenían identificado al sospechoso. Se trata de un argentino, identificado como Luis Alberto P., nacido en el año 1.993 y que se encuentra en España en situación irregular. Pasados unos minutos y, tras realizar una batida por la zona, los agentes lograron interceptar al falso socorrista y tomarle declaración. El argentino reconoció que no tenía papeles, que se encontraba de forma irregular en el país y que tampoco disponía de titulación homologada para poder ejercer como socorrista en España.

La dirección del hotel, muy preocupada y alertada por lo que estaba sucediendo, presentó a los policías un contrato firmado y en vigor con una empresa de socorrismo.

Fuentes próximas a la investigación apuntan a que el complejo hotelero no tenía constancia de la situación irregular del trabajador al tratarse de un servicio subcontratado a otra empresa. El falso trabajador, que no tenía contrato, llevaba un uniforme de socorrismo con un logo de ‘Maro2’. La Benemérita investiga a la citada empresa y puso los hechos en conocimiento de Inspección de Trabajo, Sanitat y levantó acta.

Inspección de Trabajo

Agentes de la Guardia Civil, nada más tener constancia de los hechos, comunicaron a la Inspección de Trabajo y al área de Sanitat del Govern balear todas las irregularidades detectadas. Al tratarse de un trabajador que carecía de contrato, sin papeles y sin titulación oficial, cada organismo deberá incoar los correspondientes expedientes sancionadores contra el falso socorrista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.