España está a 24 horas de superar a China en muertos por coronavirus: 2.696 frente a 3.276

España está a las puertas de superar a China en el número de pacientes fallecidos por el coronavirus, convirtiéndose en el segundo país del mundo con más muertes, sólo por detrás de Italia. Los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad apuntan a 2.804 decesos, mientras que la cifra en el país asiático, foco originario del COVID-19, se muestra prácticamente invariable día a día con 3.276 fallecidos. A ese ritmo, España alcanzará esa cifra en un plazo aproximado de 24 horas.

China ha frenado el contador de fallecidos por el COVID-19. En la última estadística de la Organización Mundial de la Salud (OMS) correspondiente a este lunes 23 de marzo, el país -con cerca de 1.400 millones de habitantes- sólo registró 9 nuevos fallecidos respecto al día anterior. El balance total de víctimas tras más de dos meses de lucha sin cuartel contra el coronavirus alcanza las 3.276 personas muertas a causa del patógeno. Una cifra que, todo hay que decirlo, levanta ciertas suspicacias entre expertos de todo el mundo.

Mientras China parece estar ganando la batalla al coronavirus, España está en la fase más crítica de la pandemia. Las cifras de fallecidos en los últimos cinco días han crecido a un ritmo medio del 23,5%, con picos del 34,6% por arriba (del 21 al 22 de marzo) y del 16,2% por abajo (del 20 al 21 de marzo).

Los datos ofrecidos por Sanidad este martes dejan un reguero de 2.804 fallecidos. Una cifra muy alta que muestra que España va a la estela de Italia (alcanzó esas cifras el pasado lunes 16 de marzo). Y lo que es peor: España está a punto de superar a China en víctimas. Según las previsiones en base al ritmo medio del aumentos de decesos, lo hará en las próximas 24 horas. Bien en el primer balance de la mañana que ofrece a diario Sanidad o en la actualización a última hora con los datos aportados por las Comunidades Autónomas.

A mayor ritmo que China

La tendencia no es nueva. En las últimas semanas, los muertos por coronavirus crecen en España a un ritmo superior al que se está viendo en las estadísticas de China e Italia.

En el caso chino se rompió por primera vez la barrera de los 50 casos el pasado 26 de enero. Ese día, Pekín admitió que los hospitales del foco de la provincia de Hubei (y su capital Wuhan) habían registrado 56 fallecimientos. Siete días después superaban la barrera de los 300 decesos (361, según datos de la OMS). España tan sólo necesitó cinco días para pasar de los 50 muertos a los 300.