La ejemplaridad de Amancio Ortega: Premio Princesa de Asturias

Se ruega que se realice tal difusión en redes sociales, página Web o cualquier otro medio de difusión audiovisual insertando dicho documento en las mismas para una mayor efectividad.

Cuanto más necesaria es la esperanza más difícil es de encontrar.

Por eso, queremos premiar la ejemplaridad de Amancio Ortega en estos momentos de enorme preocupación por la expansión del coronavirus.

El empresario ha regalado a la sanidad pública 300.000 mascarillas para evitar la propagación del contagio. Sumémosnos a su multimillonaria ayuda con un gesto gratuito (y poderoso).

Únete a los más de 100.000 españoles que ya han firmado esta campaña.

Ayúdanos a llegar a 200.000 firmas para convertir en un clamor popular este premio a un hombre que ha mostrado tanta generosidad en los peores momentos.


En medio de la crisis sanitaria que estamos sufriendo, Amancio Ortega no se esconde.Ha donado 300.000 mascarillas y ha puesto toda su industria al servicio del sistema sanitario.Firma esta campaña dirigida a la Fundación Princesa de Asturias para que le concedan el galardón a la Concordia.

Cómo dijo S.M. Felipe VI en su mensaje extraordinario televisado hace unos días, nuestra sociedad está dando la batalla frente al coronavirus con disciplina, coraje y heroísmo.

En estos momentos de tristeza, se vuelve más necesario que nunca despertar en nuestro interior el optimismo y la generosidad que caracterizan nuestra sociedad.

Valores como los que representa Amancio Ortega, que ha vuelto a acordarse de los que peor lo están pasando y ha donado 300.000 mascarillas al sistema sanitario español para paliar los efectos terribles del coronavirus.

(Esta petición la ha promovido un ciudadano, Miguel Ángel Almagro, colgándola en nuestra web y creemos es de gran interés el que la apoyes con tu firma).

Amancio Ortega ha tomado las riendas de la gestión diplomática española frente al coronavirus, aprovechando sus contactos en China para pedir material sanitario de primera necesidad como mascarillas o medicamentos, de manera totalmente altruista.

Y la cosa no queda ahí… Amancio Ortega también ha dado a conocer que pondrá a todo su tejido industrial, toda su capacidad productiva, al servicio de la salud pública… Al servicio de los enfermos.

¿Quién puede merecer más esta alta distinción que un hombre que ha dado un ejemplo mundial de empatía y solidaridad, poniendo a disposición de los necesitados su propio patrimonio. ¡Amancio Ortega es el candidato de todos los españoles!

Amancio Ortega, además de hombre luchador, hecho así mismo, que trabajó desde temprana edad como empleado de tienda de ropa, además de dar trabajo a miles de españoles y no españoles, ha sido capaz, demostrando una humildad y humanidad inmensa, ofrecer parte del fruto de su esfuerzo a los españoles en la forma de donaciones de equipo de alta tecnología contra el cáncer primero, y ahora contribuyendo a mitigar la carencia de recursos sanitarios específicos para la lucha contra el COVID-19.

El mismo al que las cloacas podemitas acribillaron a críticas tras haber donado 320 millones para la lucha contra el cáncer, lejos de retractarse, vuelve a dar una lección de generosidad en plena pandemia del coronavirus.

Qué mejor lección para la sociedad que premiar la generosidad de este empresario con el Premio Princesa de Asturias a la Concordia.

FIRMA AHORA: Yo sí quiero el Premio Princesa de Asturias para Amancio Ortega.

¡Gracias!