La Policía Local de l’Alfàs vigila para frenar los desplazamientos innecesarios

Cinco patrullas de la Policía Local de l’Alfàs velan día y noche por el cumplimiento del estado de alarma, decretado por el Gobierno para hacer frente al coronavirus. Aunque aún hay algún ciudadano que hace caso omiso a la normativa, el comportamiento de la mayoría está siendo ejemplar de manera casi generalizada, aunque no se puede bajar la guardia, ha declarado el concejal de Seguridad Ciudadana, Toni Such, que ha informado se han aumentado los controles de vehículos para evitar los desplazamientos innecesarios.

No ha resultado “ni resulta” sencillo hacer entrar en razón a la gente, y que permanezcan en sus casas sin salir a la calle. La Policía Local de l’Alfàs, junto a la Guardia Civil, está realizando una labor “encomiable”, para transmitir a la ciudadanía que “estamos en estado de alarma y hay unas restricciones, que por el bienestar general, todos debemos cumplir si queremos superar esta crisis global”, explica Such.

Se han aumentado los controles de vehículos en todo el término municipal de l’Alfàs, para evitar desplazamientos innecesarios, y recordar a los conductores de la obligatoriedad de cumplir con la legalidad y que el incumplimiento de la norma está penado con sanciones que oscilan entre los 100 y los 600.000 euros. De momento se está informando, pero todos los indicadores apuntan que la situación se va a prolongar, y que a estas alturas de la crisis se sobreentiende que ya es sabida la prohibición de no salir a la calle, salvo en circunstancias excepcionales. “Estamos en una crisis sanitaria muy grave, y una de las principales medidas de prevención es el confinamiento de la población en sus domicilios. Hay que insistir en que no está permitido salir de casa, salvo en casos muy concretos. Viene un fin de semana, “y debemos esforzarnos para cumplir con la legalidad, y poder frenar cuanto antes el COVID-19”, manifiesta el concejal Toni Such.

Está totalmente prohibido desplazarse a una segunda vivienda que se tenga en cualquier lugar, ni ir a la playa, montaña, al pueblo de un amigo o de visita a un familiar, apunta el edil. No se puede ir al parque ni tampoco estar en los espacios comunitarios. Hay que permanecer en casa.

Solo se puede usar el coche por una sola persona, salvo cuando se acompañe a alguien mayor, menor o con alguna dependencia. Solo se puede ir en coche a trabajar, volver a casa, ir a la compra, la farmacia, el banco o la gasolinera, y se deberán justificar las salidas. 

El concejal de Seguridad Ciudadana de l’Alfàs, Toni Such, se ha referido a la profesionalidad y al esfuerzo de los efectivos de la Policía Local, también de la Guardia Civil, “ellos velan por el bienestar de la ciudadanía en unos momentos especialmente difíciles” por ello ha apelado a la colaboración ciudadana y al sentido común “cumplamos la normativa, vamos a quedarnos en casa y entre todos vamos a acabar con el coronavirus”.