Alonso dimite por la falta de «confianza» de Casado

Alfonso Alonso ha anunciado su dimisión como presidente del PP vasco al constatar la falta «confianza» de la dirección nacional de su partido, lo que considera que le hace «imposible seguir ostentando su responsabilidad como presidente de los ‘populares’ vascos, si bien ha advertido de que cuenta con «el respaldo» de la formación en Euskadi.
[Img #95050]

«No es posible ejercer el liderazgo sin contar con capacidad de decidir algunas cosas y poder participar en la decisión del resto de cosas que nos afectan», ha argumentado.

Tras la reunión de la Junta Directiva del PP vasco celebrada en Vitoria, Alonso ha dado a conocer su decisión a los medios de comunicación, después de que el domingo se conociera la decisión del presidente de su partido, Pablo Casado, de que sea Carlos Iturgaiz y no él el candidato a lehendakari en las elecciones autonómicas del próximo 5 de abril.

La reunión se había convocado inicialmente para analizar el acuerdo firmado en Madrid entre el PP y Ciudadanos de cara a concurrir en coalición a las elecciones vascas del 5 de abril, un pacto que provocó las diferencias entre el PP nacional y la formación en Euskadi.

Según ha detallado en una comparecencia posterior, ha comunicado su decisión de dimitir como presidente del PP vasco, en primer lugar al presidente del PP, Pablo Casado, y posteriormente a la Junta directiva del los populares de Euskadi, a quienes ha traslado su decisión al comienzo de la reunión asegurando que «no tiene marcha atrás, es irrevocable y firme».

Alonso ha informado de que tras su dimisión, la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, «tomará las riendas del partido» en un momento «importante» para la organización porque se enfrenta a unas elecciones el próximo 5 de abril.

Tras reconocer que su dimisión es una decisión «grave», ha explicado que el «elemento fundamental» no es que no cuente con el apoyo de sus compañeros en el País Vasco, ya que se lo han trasladado este lunes «con mucho cariño y afecto» pero ha reconocido que no cuenta con la «confianza» de la Dirección del partido y cree «imposible seguir ostentando esta responsabilidad».

«Siempre les he hablado de la importancia de esa doble confianza: de la organización que presides y de la organización a la que uno pertenece; y en este caso, también a la dirección nacional que ayer me comunicó mi destitución como candidato a las elecciones del 5 de abril», ha recordado.

Por ello, considera que «no era razonable» seguir en la presidencia del PP en el País vasco. No obstante, ha subrayado que el PP vasco es su «casa» y el «mundo» al que «pertenece», por lo que continuará siendo militante, aunque ha reconocido que todavía no sabe a qué se va a dedicar.

«Doy las gracias por todos estos años a todo el mundo, sobre todo al PP, por habernos permitido esta aventura increíble de la política», ha destacado, momento en el que se ha emocionado y los compañeros de partido que se encontraban en la sala de prensa le han aplaudido.

Alfonso Alonso se ha mostrado «muy agradecido» al PP «por lo que ha significado todos estos años en defensa de las libertades en el País Vasco» y por los compañeros, también del PP nacional, «que siempre me han tratado muy bien y que siempre me han mostrado respaldo y que han hecho las cosas lo más fáciles para que pudiéramos nosotros impulsar nuestro proyecto».

En este sentido, ha dicho que en el País Vasco el PP es «muy celoso de la defensa de su proyecto político» porque «lo ha defendido «a costa de su seguridad personal, la de los compañeros y también del sufrimiento de sus familias».

Preguntado sobre si cree que la «familia del PP» le ha tratado bien, Alonso ha contestado que en las familias «hay de todo» pero ha rechazado «entrar en esas cosas» en su «último día». «He hablado con el presidente Casado y le he dado las gracias porque es quien representa el proyecto político en el que he estado estos años. No quiero entrar en eso», ha insistido.

Para Alonso, «la lucha por la libertad es una lucha por la convivencia, por comprender las distintas identidades que conviven y pensar que es posible que coexistan, que convivan juntas y se puedan encontrar en ese marco». «Estoy convencido de eso, y no puedo afrontar la responsabilidad política sin ser fiel a esa convicciones», ha insistido.

Según ha defendido, con la Convención celebrada el año pasado, buscaba «reforzar» el partido que se encontraba «en horas bajas» y «consolidar el proyecto» expresándolo «de forma clara subrayando las «notas distintivas» que «reflejan la identidad de nuestra tierra» como su régimen foral.

«Siempre he pensado que un proyecto político en el País vasco tiene que surgir y nacer del País vasco y muy cerca de la sociedad vasca, y han sido vascos los que se han enfrentado contra el terrorismo y los que han defendido la libertad y construido sus proyectos políticos», ha reiterado. Por ello, cree que «no es posible ejercer el liderazgo sin contar con capacidad de decidir algunas cosas y poder participar en la decisión del resto de cosas que nos afectan».

Para Alonso, ha habido una «colisión entre dos maneras de entender la política y el funcionamiento del partido». «Seguro que también hay una manera diferente de entender lo qué es España y cómo se articula y se vertebra su diversidad», ha señalado.

MAYORÍA DE EDAD DEL PP VASCO

Al respecto, ha defendido que el PP vasco «se ganó su mayoría de edad hace muchísimo tiempo» por su «coraje, valentía y fidelidad a esos principios, por encima de su propia seguridad y comodidad personal». «Eso es lo que yo creo y siempre, en todo momento, en los últimos días y semanas, he estado empeñado en defender esa idea», ha subrayado.

Por ello, ha insistido en que todas las decisiones que ha adoptado en los últimos días, que «algunos pueden considerarlos errores», han estado «guiadas por esa lealtad, entendimiento y proyecto político que ha defendido el PP en el País vasco». «Me podré haber equivocado pero siempre he tenido la intención de actuar con la máxima de las lealtades», ha subrayado.

Alonso ha aclarado que es «favorable» a la coalición con Ciudadanos, pero ha indicado que buscaba un acuerdo político «más amplio». «Vuelvo a manifestar que nosotros no podemos negociar un proyecto político. Podemos fortalecerlo pero no renunciar, de ninguna manera, a él ni a su carácter esencialmente nacido de la tierra y de los propios compañeros de la Junta directiva, de los afiliados y militantes del País Vasco porque también toman sus decisiones», ha indicado.

Al respecto, ha explicado que ha pedido a sus compañeros del PP vasco que en el futuro «pidan que se cuente siempre con ellos», algo que también ha trasladado a los dirigentes nacionales. «Les he pedido que se mantengan en sus responsabilidades, que sigan trabajando, luchen duro esta campaña y ayuden al candidato Carlos Iturgaiz», ha señalado.

Alonso ha destacado que ha dedicado «toda su vida» a la política y ha explicado que decidió hacerlo cuando con 12 años presenció el asesinato del jefe de los Miñones de Álava, Jesús Velasco Zuazola cuando llevaba a sus hijos al colegio.

«Ese fue el día que tomé la decisión», ha insistido antes de señalar que cuando tuvo la edad necesaria, junto a Iñaki Oyarzabal, actual presidente del PP de Álava, se afilió a Democracia Cristiana, partido en el que comenzaron su militancia que «estuvo jalonada por muchos sucesos muy trágicos y difíciles» que «incrementaron su compromiso por las libertades».

Alonso ha recordado que comenzó entrando en listas y «atreviéndose» a presentarse como candidato a la Alcaldía de Vitoria que ostentó entre 1999 y 2007, y ha recordado que también sus trabajo en el Congreso de los diputados, así como su responsabilidad como ministro de Sanidad en el Gobierno de Mariano Rajoy.

GÉNOVA PIDE A TODO EL PP «REMAR JUNTOS EN LA MISMA DIRECCIÓN» CON ITURGAIZ

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha pedido a «todo» el Partido Popular «remar juntos en la misma dirección» tras la designación de Carlos Iturgaiz como candidato de la coalición PP+Cs a las elecciones vascas del próximo 5 de abril.

Así se ha pronunciado un día después de que el líder del PP, Pablo Casado, haya propuesto a Iturgaiz como cabeza de cartel, apartando al presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, que había expresado su rechazo a los términos del acuerdo firmado entre ‘populares’ y naranjas el viernes para concurrir en coalición. El entorno de Alonso había calificado de «inasumible» los puestos de salida acordados con Ciudadanos.

Montesinos ha expresado el «agradecimiento de todo el PP» a Carlos Iturgaiz, una «persona valiente y generosa» que, según ha recalcado, «da un paso al frente en defensa del constitucionalismo y en defensa del interés general».

«Y a partir de ahí, con Carlos Iturgaiz al frente como candidato del PP en el País Vasco, todo el PP vamos a remar juntos en la misma dirección porque nos jugamos mucho».

El responsable de Comunicación del PP ha subrayado que las elecciones vascas son «muy importantes», igual que el resto de comicios que se celebran este año, máxime cuando el PSOE y el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, «han dejado a un lado la moderación y la centralidad para irse al radicalismo».

«ES UN AUTÉNTICO REFERENTE»

Montesinos ha subrayado que Carlos Iturgaiz es un «auténtico referente» y ha recordado que en las elecciones de 1998 logró unos «magníficos resultados» para el PP como candidato a lehendakari (colocó al PP por primera vez en segunda posición, por detrás del PNV).

«Es un referente del constitucionalismo, es una persona valiente que siempre ha enarbolado la bandera de la igualdad de todos los españoles, que ha dado la cara en los momentos más complejos, que siempre ha estado ahí ayudando al PP y que siempre ha estado ahí dando las batallas verdaderamente importantes», ha enfatizado.

El vicesecretario de Comunicación del PP ha señalado que este lunes se reunirá el Comité Electoral Nacional del partido para dar luz verde a la candidatura de Iturgaiz como cabeza de cartel de la coalición PP+Cs, tal y como ha propuesto Pablo Casado