Vox y Cs se querellan contra Ábalos por prevaricar en su encuentro de Barajas con Delcy Rodríguez

Vox ha presentado ante el Tribunal Supremo una querella criminal contra el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, por un presunto delito de prevaricación administrativa relacionado con el encuentro que mantuvo el pasado 20 de enero en el Aeropuerto de Barajas con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez. Asimismo, Ciudadanos ha denunciado a Ábalos ante la Fiscalía y pide que no se destruyan los vídeos de Delcy Rodríguez en el aeropuerto.

Se da la circunstancia de que el partido liderado por Santiago Abascal ya presentó denuncia por estos hechos a finales del pasado mes de enero ante la Fiscalía General del Estado, que remitió las actuaciones a la Fiscalía Provincial de Madrid, han confirmado fuentes del Ministerio Público.

Desde Vox se ha señalado que, sin embargo, ellos no tienen información alguna sobre si su denuncia ha dado lugar a diligencias previas o bien se ha archivado de plano, según fuentes del partido.

La diputada de la formación Macarena Olona ha realizado unas declaraciones en las que explica que la interposición de la querella, que se presentó el lunes, se realiza porque no tienen constancia de que la Fiscalía haya promovido «actuación alguna» a raíz de su denuncia inicial.

El JUEVES VENCE EL PLAZO PARA CONSERVAR GRABACIONES

El objetivo de la querella, por lo tanto es lograr «un completo esclarecimiento de los hechos» teniendo en cuenta que este jueves vence el plazo legal para el mantenimiento de las grabaciones realizadas por las cámaras de seguridad del aeropuerto. Esta petición, que ya se realizó ante la Fiscalía, busca evitar la destrucción de «pruebas esenciales» según la diputada.

En su querella ante el alto tribunal, Vox incluye las informaciones aparecidas en los medios de comunicación que indicaban la posibilidad de que se eliminasen las grabaciones de las cámaras de seguridad, o que se destruyesen elementos probatorios que pudieran ser relevantes.

Además, solicita al Supremo que como medida cautelar, ante la posibilidad de que las pruebas sean borradas, que se solicite a AENA los datos API (Advance Passenger Information) de los pasajeros del vuelo Dassault Falcon 900LX, donde viajaba la vicepresidente chavista; los datos de los pasajeros del vuelo QATAR airways, del 20 de enero de 2020; el registro como pasajera de su salida de España, en el avión en el que lo hubiera hecho; las grabaciones de las cámaras de seguridad de las zonas por las que habría pasado Rodríguez.

Además, Vox solicita también los partes de trabajo, turno e incidencias que hubieran realizados en el intervalo de tiempo analizado por los trabajadores de las empresas indicadas

La reclamación tiene su origen, según ha explicado Vox en un comunicado a los medios, en el hecho de que agentes encargados de la custodia de estas imágenes hayan denunciado «presiones para que se borre el contenido de las cintas que recogen el encuentro».

Vox también alega en su querella que Delcy Rodríguez tiene prohibidos la entrada y el tránsito en el espacio Schengen «por participar en la represión interna (de Venezuela) e incurrir en violaciones de los Derechos Humanos».

Apunta que Ábalos ha cambiado en varias ocasiones de versión en sus declaraciones públicas sobre este encuentro y que si Delcy Rodríguez estuvo en la terminal ejecutiva de vuelos privados, su pasaporte debía haber sido examinado y se tenían que haber aplicado las sanciones de la Unión Europea que pesan sobre ella. Considera que de todo ello se derivan presuntas prevaricaciones que atribuyen al ministro Ábalos.

DENUNCIA DE CIUDADANOS

Ciudadanos, por su parte, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, por un presunto delito de prevaricación y otro de desobediencia, y ha solicitado que se evite la destrucción de los vídeos en los que se vería a la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas el pasado 20 de enero.

La denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se refiere al encuentro «intencionado» que Ábalos mantuvo con Rodríguez ese día en la Terminal de Aviación Ejecutiva del aeropuerto y recuerda que esta dirigente venezolana, «una de las figuras más destacadas del régimen chavista», no puede entrar en el espacio Schengen debido a las sanciones que la Unión Europea impuso al régimen de Nicolás Maduro, teniendo por ello «terminantemente prohibido pisar territorio de la europeo».

Tras señalar que Ábalos «esperó a Delcy Rodríguez en la Sala VIP que opera la empresa Sky Valet», Cs advierte del «peligro de que se destruya material, como grabaciones de seguridad del aeropuerto de Madrid-Barajas».

CITAR COMO TESTIGOS A AGENTES Y EMPLEADOS DE SEGURIDAD

A continuación, solicita al Ministerio Fiscal, como medida cautelar urgente, que inste a la Policía a poner a disposición judicial y en depósito las cintas de grabación de la citada terminal, en las cuales «se puede comprobar que Delcy Rodríguez estuvo en suelo español incumpliendo el mandato de prohibición de entrada a suelo europeo».

Igualmente, pide una serie de diligencias de instrucción, como que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad detallen la identidad de los agentes que se encontraban en aquel momento en la vía de tránsito del aeropuerto y que se cite como testigos a los que estaban en el control.

También pretende que la empresa Sky Valet aporte el listado de todas las personas que estuvieron en la Sala Vip el día de los hechos denunciados, que se cite como testigos a los dos trabajadores de empresas de seguridad que podrían tener conocimiento
directo de lo ocurrido.

ARRIMADAS: EL GOBIERNO «ESTÁ EN LA MENTIRA»

La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha explicado que su partido ha acudido a la Fiscalía porque, tras escuchar «ocho mentiras encadenadas» de Ábalos sobre este asunto, quiere que «se sepa la verdad» y evitar que el Gobierno de Pedro Sánchez se vaya «de rositas».

En declaraciones a los periodistas tras reunirse con el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, Arrimadas ha afirmado que el Ejecutivo «está en la mentira y en el desprecio a los ciudadanos» después de «tantas contradicciones» sobre el encuentro entre el ministro y la ‘número dos’ de Maduro.

Tras recordar que Cs ya intentó junto al PP que se abriera una comisión de investigación en el Congreso, ha señalado que este es un tema grave que está «afectando a la credibilidad de España en el mundo». «No puede ser que a España se la perciba como un país amigo de Maduro y enfrentado a Estados Unidos, Francia, Italia o Alemania», ha afirmado.