La Guardia Civil pide activar la UME para participar en la búsqueda de Marta Calvo

La Guardia Civil ha pedido la activación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para participar en la búsqueda de la joven de 25 años Marta Calvo, de la que no se tienen noticias desde principios del mes de noviembre cuando quedó por internet con un hombre y comunicó a su madre por Whatsapp su ubicación en la localidad de Manuel (Valencia).
[Img #92175]No obstante, la activación será efectiva una vez se reinicien las tareas de búsqueda, que han tenido que ser suspendidas este lunes ante la persistente lluvia que está cayendo por los lugares de rastreo, que se han extendido más allá del término municipal de Manuel y en las que participan distintas unidades especializadas para determinadas labores de búsqueda, según han informado fuentes de la Delegación de Gobierno.

RESTOS DE SANGRE

Entre los avances en las pesquisas se encuentra el hallazgo de posibles restos de sangre y ropa hallados en los registros de la casa de Manuel donde se perdió el rastro de Marta Calvo, según ha informado Las Provincias, y de la casa de l’Olleria que también tenía alquilada el sospechoso.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha destacado en atención a los medios que la zona de búsqueda «es muy amplia» y la Guardia Civil «está haciendo un grandísimo esfuerzo» pero el área «tiene sus complicaciones» y cuanto mayor sea el dispositivo que forma parte «va a ser mejor».

Sobre la investigación, ha señalado que «se sigue avanzando lentamente» ya que hay «pocos vestigios», pero se va avanzando «poco a poco».

Preguntado sobre si se han hallado restos de sangre en los registros realizados hasta el momento, Fulgencio ha apuntado que en una investigación de este tipo en que «se escudriña de esta manera tan detallada cualquier escenario se encuentran restos de todo tipo» y «pueden o no pueden corresponder con el análisis del objeto hallado».

«Lo que están haciendo los investigadores es determinar si esto tiene una correlación entre la persona desaparecida y el presunto autor, y cuando digo presunto autor es porque no tenemos todavía constancia de los hechos, tenemos que ser muy cuidadosos. Puede haber aparecido sangre y puede no haber víctima», ha señalado.

Además, ha insistido en que «el equipo de investigación baraja las posibilidades más negativas en cuanto al resultado» pero no se puede adelantar a los hechos: «No tenemos cuerpo, no tenemos resultado, no sabemos si esta persona está desaparecida o está fallecida. Tenemos que ser cautelosos a la hora de determinar el análisis de todo aquello que encontremos».