Benidorm abre definitivamente el Castell tras recuperar los restos de la antigua fortaleza

Una rosa de los vientos con los principales hitos locales y geográficos preside la Replaceta del Castell

El alcalde adelanta que este enclave acogerá el 6 de diciembre el pleno institucional del Día de la Constitución

El Ayuntamiento de Benidorm viernes a las 16.00 horas por completo el Castell, una vez finalizada la intervención arqueológica que ha permitido recuperar y poner en valor los restos de la antigua fortaleza. Esta actuación, financiada con fondos europeos y municipales, ha incluido además la estabilización y consolidación de la Punta Canfali por su cara de Levante. El alcalde, Toni Pérez; la concejal de Patrimonio Histórico, Ana Pellicer; y miembros de la Corporación municipal han visitado hoy este enclave para comprobar el resultado de las obras, así como el elemento que ya preside la Replaceta del Castell: una rosa de los vientos de granito y bronce en la que se muestran los principales hitos locales y geográficos de cada punto cardinal, así como los ejemplares de fauna autóctona más singulares que se pueden encontrar en los mismos. Una actuación, esta última, que se ha ejecutado como mejora del proyecto.

El alcalde ha incidido en que este “yacimiento es la Historia viva de Benidorm”, y ha detallado que las excavaciones han permitido encontrar vestigios del periodo islámico y de los diferentes momentos constructivos de la fortaleza: época bajomedieval (siglo XIV, momento fundacional de Benidorm), mediados del siglo XVI y época moderna (siglo XVIII). Pérez ha incidido que a la hora de rematar esta actuación “se han sacado a la luz y puesto en valor” estos vestigios a través de ventanas y suelos de cristal pisable.

Concretamente se han dejado a la vista los restos de la muralla bajomedieval de Levante y Poniente; el aljibe con abrevadero asociado; un tramo de escalera del siglo XVIII que permitían acceder a la planta superior del castillo y de la muralla moderna; y la muralla de cierre, parte del foso y uno de los muros de la torre de Levante. Además, se ha instalado un pavimento corrido diferenciado que marca la alineación de la estructura del castillo en época moderna (siglo XVIII). Este pavimento se conjuga con la calzada portuguesa presente en todo el Castell y con el granito en damero de la pérgola central. Una pérgola que crece en anchura respecto a la anterior, y que se complementa con “un mobiliario somero y vanguardista que no rompe la estética” del lugar y en el que “se han ganado metros de disfrute”.

El alcalde ha informado que “la obra civil está terminada a falta de pequeños remates” por lo que tanto el Castell como la Replaceta “se pueden abrir mañana al público con todas las garantías de seguridad”. Sobre los detalles pendientes, queda pendiente de instalar “la iluminación”, “la ventilación mecánica forzada en los elementos de suelo pisable para que desaparezca la condensación de humedad”, así como toda la señalética que explicará cada vestigio y el conjunto del yacimiento.

A este respecto, el equipo arqueológica ha adelantado que se está concluyendo “el estudio” de todos los restos para poder seguidamente plasmar en la cartelería “una reconstrucción ideal de cómo podía ser la fortaleza en la época moderna”.

Durante la intervención también se ha trabajado en la accesibilidad a la Plaça del Castell, y “se ha adecuado la escalera que da acceso a la Replaceta, que ya cumple toda la normativa”.

Pérez ha recalcado que esta importante actuación “nos ha permitido conocer y reconocer el origen de Benidorm y su momento fundacional; al tiempo que “se ha recuperado la Replaceta, que adquiere una nueva configuración con la que sigue siendo un espacio con un atractivo espectacular y turístico como pocos pueden encontrarse en el Mediterráneo”.

Por último, el alcalde ha adelantado que “el 6 de diciembre, por primera vez, se va a celebrar en el Castell el pleno institucional del Día de la Constitución”.

Financiación del proyecto

El ‘Proyecto de intervención arqueológica y de construcción de la recuperación y puesta en valor del Castell de Benidorm’ ha supuesto una inversión de 1,2 millones de euros. De ellos, 500.000 euros corresponden a una subvención de fondos europeos a través de la línea de ayudas para la protección o recuperación del patrimonio cultural valenciano del Programa Operativo FEDER 2014-2020.

Más allá de la actuación arqueológica, el proyecto ha hecho posible consolidar la Punta Canfali en su vertiente de Levante, con la instalación de 18 metros que aseguran la estabilidad del promontorio.