Espectacular persecución a un conductor drogado, sin carnet, con una mujer embarazada y en una furgoneta robada

121949410--624x350

En una furgoneta robada, sin carnet de conducir, circulando alocadamente y bajo las influencias de las drogas. De esta forma protagonizó en la madrugada de ayer un toxicómano y exconvicto una peligrosa huida de la policía entre las barriadas de Son Gotleu y de Sant Agustí, en Palma.

Faltaba una hora para la medianoche cuando una patrulla de la Policía Local de Palma, que circulaba por la calle Indalecio Prieto, escucharon un fuerte golpe. Acto seguido, apareció una mujer con un niño que les contó que un conductor en una furgoneta había golpeado su coche y había huido.

A partir de ese momento, se entabló una persecución que recorrió media ciudad. La furgoneta aceleró en dirección a la calle Aragón, seguida de cerca por la citada patrulla, y enfiló después hacia Es Rafal, haciendo caso omiso a la indicaciones para que se detuviera.

Luego, a gran velocidad y de forma temeraria, entró en la vía de cintura, en dirección a La Vileta. Fue entonces cuando se sumaron otras dotaciones policiales a la persecución, aunque el conductor no se detuvo y golpeó a un coche. A la altura del túnel de Génova volvió a protagonizar otro accidente. En el cruce de Joan Miró, cerca de Cala Major, se saltó un semáforo en rojo y luego adelantó en sentido contrario a un autobús. Finalmente, tras entrar en la calle Santa Práxedes y la plaza Santa Mónica, en Sant Agustí, perdió el control y se estrelló contra una farola.

El toxicómano, un conocido preso que había salido de la cárcel tras muchos años entre rejas, estaba fuera de sí, bajo los efectos de sustancias, y luego se comprobó que el vehículo lo había sustraído en la Part Forana.

Con una mujer embarazada

Cuando el expresidiario fue detenido, se comprobó que en la furgoneta viajaba con él una mujer embarazada. La acompañante, como el drogadicto, estaba muy nerviosa y arremetió contra los policías del cuartel de San Fernando. Además, sin darse cuenta, delató a su amigo: «Habéis tenido suerte de pillarlo, no sabe conducir». En efecto, los agentes confirmaron que no tenía carnet. La señora quedó en libertad y el toxicómano fue conducido a los calabozos, a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas.

Deja un comentario