Es mas fácil hablar mal de Leopoldo Bernabeu que arreglar Benidorm

leopoldo-david-bernabc3a9u-concejal-no-adscrito-del-ayto-benidormHe estado muy desconectado de todo lo que tiene que ver con la política local de Benidorm desde el día 24 de Mayo de 2015, en el cual los benidormenses eligieron democráticamente a sus representantes en el Ayuntamiento de la ciudad. En este tiempo he estado al cien por cien dedicado a mis cosas y conociendo sólo a través de las noticias y a pie de calle el devenir de nuestra ciudad.

Sin embargo, hasta la fecha antes mencionada, estuve metido “hasta la cocina” en el partido Ciudadanos por Benidorm, desde que Leopoldo Bernabéu López, líder y presidente del mismo, me propuso allá por Julio de 2014 formar parte de la Junta Directiva del partido, la cual conformábamos al principio 9 o 10 personas, hasta las elecciones.

Es por eso que nadie me puede engañar con respecto a Leopoldo y a todo lo que tiene que ver con su partido, y el resto de las personas que formaban y forman parte de él.

Los motivos por los que abandoné la militancia activa en el partido fueron estrictamente personales y se traducían en la necesidad de concentrarme en mi trabajo como músico y en mi familia. Sin embargo, y pese a que de modo personal mi vivencia dentro del partido fue agradable y positiva, sí pude advertir cómo al aumentar el número de representantes para cumplir las normas establecidas para configurar las listas electorales, hubo un rápido aumento del número de candidatos, las reuniones se hicieron más numerosas y se perdió en cierto grado el ambiente cercano, fresco y amistoso de los comienzos. Esto es algo natural ya que siempre los grupos humanos tienden a hacerse complejos a medida que van creciendo, y de alguna manera pude detectar un cierto grado de oportunismo en alguno de los “recién llegados”, aunque en su amplia mayoría seguía habiendo buenas intenciones y ganas de cambiar las cosas en Benidorm.

Ese olfato que me avisaba de que no todo el mundo estaba apoyando el partido con sinceridad no me engañaba, y de hecho esto se ha ido demostrando cuando, posteriormente a la celebración de las elecciones, personas supuestamente muy vinculadas y comprometidas con el partido han participado sin embargo en operaciones muy ruines en las cuales se ha calumniado y difamado a Leopoldo Bernabéu de manera canallesca. Se le ha acusado de acoso sexual y de ataque con arma blanca. Leopoldo tiene su carácter fuerte, todos le conocemos, pero eso simplemente no me lo creo, y menos viniendo de las personas de quienes ha venido. Los tribunales, como no puede ser de otra manera, han ido una por una desechando por infundadas, falsas y seguramente interesadas todas estas acusaciones.

No tengo ninguna necesidad de defender a Leo (así es como le llamamos sus cercanos de manera informal). No recibo nada de él aparte de un buen trato y la oportunidad que me brindó en su día de participar en un proyecto político en el que creo y más en Benidorm, porque considero que esta es una ciudad que en muchos aspectos se ha quedado obsoleta y necesita un cambio radical.

Pero voy a hablar de Leo. Cuando le dije que dejaba el partido creí que se me iba a tirar al cuello y me iba a matar (menos más que sólo hablábamos por teléfono). El hombre tiene genio, y es muy ferviente en todo lo que se refiere a lo que cree y en a dónde quiere llegar, aunque le considero una persona ambiciosa únicamente en el sentido positivo y sano del término. Pero lo cierto es que me cayó simpático desde que le vi hablar en el canal de televisión Noticias TeVes (único canal de televisión independiente de Benidorm, y que le han intentado cerrar) y me di cuenta que, pese a ser recién llegado a Benidorm, todo lo que yo me encontraba en la ciudad que no me gustaba él lo denunciaba con vehemencia y con valentía.

Si tuviera que definir a Leo con una frase esta sería: es una persona con un sueño por cambiar una ciudad a la que ya no hay quien la meta mano. Un Quijote de estos tiempos. Un idealista acostumbrado a llevarse golpes pero que no pierde su alegría ni su ansiedad por hacer cosas por su ciudad.

Sé que a la mayor parte de la gente Leo le parece un vinagre, un tipo triste y huraño obsesionado con su cruzada política contra los corruptos, y sin sentido del humor, pero la verdad es que no lo es. Es un tipo alegre, bromista, una persona con una conversación fresca, agradable, que te da tu lugar y no se comporta con arrogancia ni con superioridad, es cercano. A mí me dice que estoy medio loco, pero yo callo porque sé que tiene razón, aunque él también lo está. Creo que su principal defecto está en que no se vende bien. Yo le dije que debía mostrar más su lado humano, personal, aprovechando los medios (radio, televisión) que habían al alcance. Que cogiera al cámara y se diera una vuelta por Benidorm con su novia, a hablar por las calles de Benidorm con los ciudadanos. Que diera una imagen más personal y más informal, vaya. Pero nada, él erre que erre con el martillo a machacar al villano de turno (que bien ganado se lo tenían). Bien es cierto que las elecciones se veían venir como una ola gigantesca y hubo prisas, nervios, algún que otro afiliado descontento, y alguna nota de prensa escrita más con sudor y sangre que con tinta.

Hace ya varias semanas Leopoldo fue expulsado del partido por seis personas alegando una serie de motivos más que nebulosos: maneras autoritarias, supuesta corrupción, pero nada concreto y mucho menos pruebas que lo contrastaran, fuera lo que fuera de lo que se le acusaba.

Curiosamente, antes de lo ocurrido se había emitido un comunicado de Ciudadanos por Benidorm rechazando de plano los Presupuestos propuestos por el PP para la legislatura, presupuestos que el partido había rechazado unánimemente en un comunicado realizado la semana anterior.

Tras la expulsión y el expediente acometido contra Leopoldo Bernabéu López, que ha derivado en su nombramiento legal como concejal no adscrito, ¡oh sorpresa! Ciudadanos por Benidorm votó a favor de los presupuestos del PP sin una palabra y sin paliativos. Aquí hay caca, señores.

Es decir, donde dije “no quiero presupuestos”, corto la cabeza del líder del partido y por sorpresa digo “sí quiero presupuestos” la semana siguiente. Entonces vale.

Quienes han hecho esto tienen una ardua y complicada tarea por delante, y es explicar a los más de 3.000 votantes que depositaron su confianza en CBM durante las elecciones municipales de 2015 en nombre de quién han decidido secuestrar el partido Ciudadanos por Benidorm, cortar la cabeza de su fundador, líder y candidato de una manera unilateral y posteriormente apoyar los presupuestos del PP que habían sido rechazados por el partido días antes en un comunicado redactado por el mismo partido.

Me gustaría también preguntar a Arturo Cabrillo, amigo y compañero, y una de las personas más queridas del partido (antes incluso que el propio Leopoldo en algunos momentos) cómo ha podido agradecer de una forma tan efusiva a una persona y a un partido político de base (con financiación cero del Estado) llevarle hasta el lugar que ocupa ahora como edil de la ciudad de Benidorm. Y, por supuesto, lo mismo a las otras cinco personas que han realizado este manejo tan rudimentario y tan descarado.

A mis compañeros del partido: nos vemos todos el día 10 de Mayo, jueves, a las 8:00 pm, en el centro cultural Llorca Llinares. Vamos a devolver el partido a su dueño: nosotros, los más de 500 afiliados, y entre ellos, su líder legítimamente elegido, Leopoldo Bernabéu López.

Leo.jpeg
El que es un villano para los villanos, acaba siendo un buen tipo. Esto se vuelve a cumplir en el caso de Leopoldo.
Por último: esto no está redactado desde ningún periódico local ni del partido. Es mi blog personal. Saludos a todos.

Deja un comentario